Las autonomías gastarán al menos 951 millones en sus televisiones en 2013

El ajuste adicional de hasta 8.000 millones de euros que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha exigido a las comunidades autónomas para reducir el déficit hasta el 0,7 por ciento (cerró 2012 en el 1,5 por ciento del PIB) apenas se ha dejado notar en las trece televisiones regionales.

 

Mientras se aprueba el euro por receta, se ajusta en educación y se cierran servicios, los gobiernos autonómicos prevén gastarse en sus teles en 2013 al menos951 millones de euros, lo que supone un ahorro de sólo unos 50 millones con respecto a lo presupuestado el año pasado, cuando se realizó un ajuste de al menos 120 millones.

Esta cifra sólo incluye la aportación pública, que se mantiene más o menos estable, mientras los ingresos por publicidad se desploman. En 2012 facturaron en torno a un 36 por ciento menos y se prevén más caídas. Por ejemplo, la Región de Murcia calcula que su Corporación apenas ingresará 305.000 euros en concepto de anuncios en 2013 cuando en 2012 preveía facturar 2,05 millones. La Comunidad que preside Ramón Luis Valcarcel es la única que ha metido la tijera en condiciones en el presupuesto. En 2013 prevé gastar 7,5 millones, un 71,1 por ciento menos que los 26 millones de 2012. Con este recorte, la tele murciana está abocada al cierre o a la externalización. De momento, el grupo Secuoya se ha adjudicado la producción de los informativos.

En el otro extremo se encuentran Andalucía, Canarias y Extremadura, que han aumentado el presupuesto público para compensar el descenso de las ventas. La Junta de Andalucía ha blindado la aportación pública para la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) en 138 millones anuales para el trienio 2013-2015, acuerdo prorrogable un año más como máximo. En 2012 se destinaron 122 millones, lo que supone un alza de 13 por ciento, aunque todavía está lejos de los 155 millones de 2011.

El consejo de Gobierno de la Junta aprobó este programa marco a final de año, y los 138 millones suponen cubrir con dinero público el 84 por ciento del presupuesto para este año, un porcentaje nunca visto hasta ahora. Esa aportación evitará despidos sobre una plantilla de 1.600 personas que consume 81 millones en gastos de personal (un 15,7 por ciento menos que en 2012). Canal Sur prevé pérdidas de 22 millones este año, desde los 40 estimados para el año pasado.

Por su parte, Canarias y Extremadura han incrementado la partida en 1,6 millones y 400.000 euros, respectivamente. Pese a que la radiotelevisión canaria ha cebado su presupuesto, el plan de viabilidad incluye el despido de 20 personas y el cierre de un canal, aunque este seguirá emitiendo en negro, por lo que se pagará la señal.

Por su parte, Valencia y Madrid todavía tardarán un año en notar en las cuentas públicas el fuerte ajuste que se ha llevado a cabo en sus televisiones y que han supuesto la salida de 860 personas en el caso de Telemadrid y de 1.198 en el de Canal Nou. La cadena autonómica madrileña ha aprobado un contrato programa de 70,9 millones, lo que supone una reducción de menos de 9 millones con respecto a 2012. Unos 40 millones de euros del presupuesto se van a destinar a gastos de personal entre salarios e indemnizaciones. Por su parte, las Cortes Valencianas aprobaron un partida pública de 69 millones de euros para el nuevo ente. Según explicó el vicepresidente del Consell, José Ciscar, una parte del presupuesto va destinado a pagar el ERE. Por su parte, Galicia ha reducido en 6,3 millones la aportación pública. La compañía de radiotelevisión gallega es una de las más saneadas y, aunque no se prevén despidos, su director general, Alfonso Sánchez, apuntó que no es viable que la mitad del presupuesto se fuera en el personal.

Cataluña no toca su ‘tele’

Por último, la televisión catalana y la vasca son las únicas que todavía no han visto la tijera en 2013, mientras el temido ERE no llega a TV3. Aunque el actual convenio colectivo finalizó el pasado 31 de diciembre, el futuro de la radio y televisión catalana sigue en el aire. La incertidumbre sobre el pacto soberanista entre CiU y ERC y la prórroga de los presupuestos hasta, al menos, el mes de marzo hacen que nada se mueva en la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA). Por el momento, los únicos ajustes a la masa salarial anunciados este año son unos 800.000 euros obtenidos por la rebaja de manera unilateral del sueldo a 100 de sus empleados.

Según fuentes oficiosas, el ajuste se ha realizado mediante la adecuación de un centenar de salarios al actual convenio laboral de la empresa, mediante la retirada de pluses. El consejo de la CCMA también reorganizará las delegaciones y los equipos de trabajo de informativos y de deportes de Televisió de Catalunya (TVC), una medida de ahorro de casi 1,1 millones de euros anuales. En otoño 2012, la CCMA ya hizo un ajuste previo que incluía el cierre de uno de sus canales y que debería suponer este año un ahorro de 12 millones.

Según los presupuestos de la Generalitat para 2012, ahora prorrogados, el coste de la radio y televisión pública fue el año pasado de 260 millones, cifra que sale de los presupuestos autonómicos. Esta cantidad es 40 millones inferior a los 300 millones de dotación de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s