El Banco de España interviene para frenar la guerra de depósitos

El supervisor “recomienda” a las entidades que no superen determinadas rentabilidades en la remuneración del ahorro de los clientes, después de que en septiembre el Gobierno eliminara la penalización de los superdepósitos.

El Banco de España ha decidido que la situación de la banca española no está como para que las entidades pongan en riesgo sus ya maltrechos márgenes peleando por el pasivo a golpes de talonario. Y ha realizado una recomendación verbal a los bancos para que limiten las remuneraciones de los depósitos. Fuentes oficiales del Banco de España se han negado a comentar la información.

Tal y como publicó ayer el portal Invertia, la indicación del Banco de España, pese a no ser una norma escrita, es de obligado cumplimiento por parte de los supervisados, porque así se establece en una cláusula del Memorandum de Entendimiento (MoU) que España firmó con Europa el pasado julio para acceder al préstamos europeo para rescatar a la banca.

Desde una entidad apuntan que, aunque de momento la recomendación sea “oral”, el regulador está preparando una Circular que se enviará “en breve”.

Según fuentes del sector financiero, esta recomendación, que entra en vigor desde principios de año, ya está siendo trasladada de las entidades a sus redes de oficinas. De hecho, en los últimos días varios bancos ya han rebajado las ofertas de sus depósitos.

En concreto, el supervisor recomienda que en los depósitos a menos de un año la rentabilidad ofrecida no supere el 1,75%, entre uno y dos años se quede per debajo del 2,75% y, en todo caso, no supere el 3%. En el caso de las cuentas a la vista, el porcentaje está establecido en función del saldo del cliente, según especifican fuentes de un banco.

Sin embargo, la recomendación del Banco de España no prevé penalizaciones explícitas para las entidades que incumplan, según aseguran las mismas fuentes. Pero en el sector creen que esto no será un problema para que la recomendación tenga éxito en frenar la guerra del pasivo: “Están las cosas como para no obedecer al Banco de España”, comentan en una entidad.

Otra fuente añade que “las entidades nacionalizadas tendrán que obedecer sí o sí y el resto de los grandes lo harán porque les conviene. Hay que cuidar márgenes y una vez que las nacionalizadas no se ponen a competir con extraprecios todo el sector se ajustará”.

Vuelta atrás
El pasado septiembre, con el llamado De Guindos 3, el Gobierno eliminó la penalización a los superdepósitos que había establecido el anterior Gobierno socialista para frenar la guerra del pasivo. Al no poder luchar por los depósitos muchas entidades se lanzaron a sacar pagarés, un producto muy rentable pero no garantizado, lo que disparó las alarmas en el Gobierno de que se generasen situaciones de indefensión del cliente bancario, tal y como ocurrió con la venta generalizada de preferentes a los minoristas.

Sin embargo, al levantar la penalización varias entidades empezaron de nuevo a ofrecer remuneraciones muy elevadas, de hasta el 4% para depósitos a un año, lo que en el actual contexto pone en entredicho la viabilidad de las cuentas de resultados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s