Bruselas abre una puerta falsa para 1.800 millones en deuda subordinada de Bankia

Los dueños de los bonos subordinados con vencimiento que Bancaja y Caja Madrid vendieron a particulares en 2009 y 2010 por 1.800 millones de euros tienen, en teoría, la opción de transformarlos en deuda senior. Pero esta solución, en los términos actuales, implicaría la pérdida del 100% de su inversión

La cuenta atrás ha comenzado. Los híbridos de BFA-Bankia (participaciones preferentes y bonos subordinados) se canjearán por acciones en el primer trimestre, según comunicó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) el 26 de diciembre.

La transformación será, “de facto”, obligatoria, según fuentes cercanas al Banco de España. No habrá posibilidad de que los dueños opten por quedarse con los títulos. BFA-Bankia calculó en su presentación del pasado 28 de noviembre que reduciría las aportaciones públicas en hasta 6.500 millones, gracias a las pérdidas que asumirán los dueños de híbridos y a que estos se convertirán en capital puro y duro.

Bruselas, sin embargo, abre la puerta a otra solución para los dueños de deuda subordinada con vencimiento concreto. En teoría, los titulares de estos activos pueden recibir a cambio deuda senior sin rendimiento, de acuerdo a la información oficial comunicada a la CNMV. “En su momento, se explicó todo lo que se estaba negociando con Bruselas. Pero el veredicto final puede ser otro”, matizan fuentes de Bankia.

Con los documentos actuales, para la mayoría de los pequeños inversores la opción de recibir renta fija clásica en lugar de acciones es una solución no rentable.

La deuda subordinada, con o sin vencimiento, de BFA-Bankia asciende a unos 3.800 millones de euros, según fuentes de Bankia. Y de esta cantidad, algo más de 1.900 millones de euros se colocaron entre pequeños inversores. La mayor parte de esta deuda corresponde a dos emisiones. Una lanzada en abril de 2009 por Bancaja, cuando vendió 1.000 millones de euros, y otra por Caja Madrid en junio de 2010. Estas emisiones, de hecho, continúan pagando sus respectivos intereses, ya que la remuneración no está condicionada a obtener beneficios. Así, los bonistas de la emisión de Bancaja han continuado cobrando un 5% anual. Es el mismo porcentaje cobrado desde el 7 de junio de 2012 por los dueños de la deuda de Caja Madrid.

Dos alternativas

BFA-Bankia explicó que la deuda subordinada será canejada con acciones con un descuento medio del 14% -recibirán 86 euros por cada 100 invertidos- o “por bonos sin rendimiento con un descuento sobre el nominal del 1,5% por mes hasta la fecha de vencimiento de la emisión”. Esta última alternativa no es rentable para los dueños de las emisiones mencionadas de Bancaja y Caja Madrid. A las primeras les quedan cerca de 80 meses para su vencimiento, de forma que los dueños perderían toda su inversión. A las segundas, les quedan todavía más -unos 90 meses-, con el mismo resultado para sus tenedores. Esta solución sería de aplicación tan solo para los bonos subordinados con vencimientos en un plazo no superior a nueve meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s