El crédito a empresas cae ya casi al 7% interanual y las hipotecas al 3,4%

En octubre volvió a caer el saldo del crédito bancario para las empresas y para las familias, ya sea para adquirir vivienda o bienes de consumo. La deuda total de las familias también sigue descendiendo.

Banqueros, gobernantes y expertos coinciden en que el proceso de desapalancamiento de la economía española no ha terminado. Los números que mensualmente publica el Banco de España demuestran que, de hecho, este proceso sigue adelante, adelgazando cada vez más los saldos crediticios de las entidades financieras.

En octubre, según los datos publicados esta mañana por el regulador, el mayor descenso lo registró el crédito a las empresas que se quedó en 784.088 millones de euros, acelerando su ritmo de caída interanual hasta el 6,8%, casi un punto porcentual más frente al mes anterior. Con respecto a septiembre, la financiación bancaria concedida al sector productivo cayó el 1%, o 8.335 millones.

Fuentes del sector aseguran que este descenso se explica, principalmente, por la caída de las refinanciaciones a las empresas, después de que el Banco de España endureciera los criterios de provisiones para este tipo de operaciones. “Las empresas, y especialmente las pymes, piden sobre todo refinanciar y ahora para los bancos es más difícil”, recordaba recientemente el presidente de un banco procedente de una caja en un acto con periodistas.

Pero las empresas no son las únicas que sufren por el cierre del grifo de la banca. El crédito a familias para la adquisición de vivienda también acentuó su caída en octubre hasta el 3,4% interanual, es decir, el mayor ritmo desde que empezó la crisis. El saldo de estos préstamos se quedó en 645.440 millones, 2.586 millones menos que el mes anterior.

Tampoco se salva el resto del crédito a hogares, principalmente para el consumo, aunque en este caso el ritmo de caída se ralentiza hasta el 4%, desde el 4,7% del mes anterior. El saldo se queda en 189.805 millones, apenas unos cien millones menos que en septiembre.

La deuda total de las familias españolas se situó en octubre en 838.072 millones, el 4,11% menos que un año antes y el nivel más bajo desde el inicio de la crisis, en 2007.

Las previsiones de los expertos apuntan a que el crédito no volverá a repuntar en el corto plazo. La economía española se encuentra en recesión, lo que afecta negativamente la demanda de financiación, mientras que los bancos se han vuelto más estrictos con los criterios de riesgo aplicados a la concesión de préstamos. Además, hay que tener en cuenta que en los próximos años los bancos que hayan recibido ayudas públicas tendrán que aplicar una fuerte reducción de sus balances (un 60% en el caso de los cuatro nacionalizados), lo que inevitablemente pasará por una nueva vuelta de tuerca al crédito.

De hecho, justo ayer el presidente de la patronal bancaria AEB, Miguel Martín, afirmó que las entidades sanas tienen que conceder más créditos para compensar lo que no pueden dar las que están siendo reestructuradas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s